publicidad
+ Anuncios > Campaña/Creatividad

Nike quiere que los estadounidenses voten

Nike es una marca famosa por involucrarse con su publicidad en diversas cuestiones sociales. En ocasiones con una tremenda repercusión, como puede ser el caso de Dream crazy, la viral y muy premiada campaña protagonizada por Colin Kaepernick, con la que la firma deportiva se posicionó firmemente en contra del racismo. En esta ocasión, y dada la proximidad de las próximas elecciones presidenciales en Estados Unidos, la marca ha apostado por lanzar un mensaje con el que busca animar a los ciudadanos del país norteamericano a votar.

De la mano de la oficina de Portland de Wieden + Kennedy, y bajo la dirección del realizador Hiro Murai, la marca ha estrenado una campaña que cuya pieza más reseñable es un spot de sesenta segundos de duración que cuenta con la actriz Regina King como narradora y con el protagonismo de deportistas tan destacados como LeBron James, Naomi Osaka, Odell Beckham Jr., Sue Bird, Ja Morant, A'Ja Wilson o Tim Anderson.

Tomando como argumento el deporte, la pieza busca transmitir a la audiencia que no es necesario ser una estrella del deporte para darle un empujón al mundo, pues acudir a las urnas de manera masiva puede suponer ese impulso necesario para el cambio.

La película, que se articula en torno al concepto You can't stop our voice, ha sido producida por Doomsday Entertainment. La edición y la mezcla ha sido obra de Joint, The Mill se ha encargado del VFX, MPC del color, Found Objects de la música y BarkingOwl, de la música.

Esta acción no ha sido tampoco desaprovechada por Nike para dar un paso más en su comunicación y convertir en acción su mensaje. Y es que, por ejemplo, la firma ha alcanzado un acuerdo con Lyft, una compañía que ofrece traslados en vehículos con conductor y que es competencia de Uber, para ofrecer descuentos en aquellas regiones de Estados Unidos en las que históricamente ha votado menos gente.